¿Somos héroes o langostas?

Reflexiones sobre el amor y el patriarcado de una soltera confinada. Por virginia vigliar

Read in english

En momentos de vulnerabilidad como este, en un mundo patriarcal centrado en la pareja, lxs solterxs tendemos a reflexionar sobre nuestro estado civil mientras estamos solxs en casa.

En las muchas conversaciones que tengo estos días, noté una preocupación en mis amigxs solterxs, y en mí misma, que reveló con más intensidad los condicionamientos sobre las relaciones en nuestra sociedad.

Quiero reconocer esta preocupación y tratar de dar una idea de por qué nos metemos presión de esta forma con este tema en particular y de cómo aceptar las circunstancias y confiar en nuestros procesos vitales.

A ver, ¿cuántxs solterxs en la sala pensaron por un momento: “Mierda, estoy solx en esta, no tengo a nadie”, victimizándose o envidiando a lxs que están en la casa con sus parejas? Si eres unx de ellxs, no eres la única persona. Todxs estamos condicionadxs para pensar que estamos incompletxs o que somos más vulnerables si no tenemos una relación.

El otro día, una amiga, con la que no hablaba hacía rato, me preguntó primero cómo andaba y después si me sentía sola. De todas las preguntas, esta fue la segunda. En otra llamada, un amigo mencionó algo sobre mi valentía y la entereza de todxs lxs solterxs en estos tiempos. Sé que ambos lo dijeron con el mejor rollo, pero los comentarios reforzaron mi convicción de nuestro condicionamiento.

Vivimos en un mundo como el de la peli La langosta, que nos hace sentir mal por estar solxs. La película, en la que lxs solterxs tienen diez días para encontrar pareja o se lxs convierte en animales, no está muy lejos de la realidad. La sociedad heteronormativa y centrada en la pareja pretende que lxs solterxs dediquen la mayor parte del tiempo a encontrar a LA persona.

Esta idea del amor es un constructo patriarcal social y cultural heterocéntrico que no tiene mucho sentido en la realidad. En nuestra cultura, se normalizó y se aceptó el tipo de amor a lo nopuedovivirsinvosderomeoyjulieta, que trajo problemas tanto para lxs que están solxs como para lxs que están en pareja. Las separaciones son de lo más comunes porque muchxs no aceptan la comunicación, el poliamor y la superación de obstáculos como parte de lo que implica llevar adelante una relación. Estamos perdidxs en un sueño.

El alcance de la obsesión por el amor romántico se refleja en los números: en 2017, en los estados unidos se gastaron 18,2 millones de dólares el Día de los Enamorados, un buen indicador para anuciantes y vendedores de dónde se mueve la moneda.

En la actualidad, Tinder tiene cerca de 57 millones de usuarixs en todo el mundo, y es sólo una de las tantas apps de citas que existen.

Esta locura por tener que encontrar el amor dejó a muchxs solterxs con la angustia de encontrar a su media naranja. Para mí, la idea del amor bajo el patriarcado ha sido uno de los shows de truman más grandes de nuestra vida, que ha llevado a muchxs a buscar el amor a través del lente de la ilusión. El objetivo de muchxs es encontrar a alguien que lxs complete, no que lxs complemente. Esto explica los miles de matrimonios y relaciones que fracasan.

El predominio de una idea del amor tóxica y basada en la dependencia es problemático en varios aspectos y podría ser uno de los motivos por los que alguien se siente solx. Algunxs feministas lo llaman el mito del amor romántico y explican cómo también se lo usa como instrumento de control sobre las mujeres, ya que las mantiene ocupadas y entretenidas, y por lo tanto, sumisas.

Como tuiteó mi amiga y compañera feminista minna salami: “La forma en que nos condicionan a llevar adelante relaciones no tiene nada que ver con el amor. Y vivir sin conocer de manera íntima el amor no es vivir en absoluto. No el amor en un sentido romántico, sino el amor como un estado sin fronteras, sin miedo, sin roles ni ideas preconcebidas”. Y sigue: “Muchos hombres terminan sintiéndose no amados en sus relaciones porque así es. Eligen mujeres condicionadas patriarcalmente que los hacen sentirse poderosos en lugar de mujeres liberadas que sean sus iguales (una condición previa para el amor). Toda mujer que ama de verdad a los hombres odia el patriarcado”.

Reconocer el constructo del amor romántico y la forma en que nos enseñaron a llevar relaciones puede ayudarnos a explorar otro aspecto del amor, uno sin condiciones: el amor de unx mismx o el amor en una pareja que trasciende las jerarquías de poder.

“La forma en que estamos condicionadxs a llevar adelante relaciones no tiene nada que ver con el amor”. minna salami

El amor no es para nada como nos enseñaron a percibirlo; es un baile con alguien que empieza contigo mismx bailando feliz. Por eso, cuando estés triste por estar sin compañía en tu casa estos días, en lugar de escribirle a una persona cualquiera para sentirte validadx, trata de entender por qué te sientes así. O haz algo que siempre hayas querido hacer. Ya llegará el momento de encontrar el amor.

También recuerda que en este instante hay miles de personas que quedaron atrapadas en la cuarentena con una pareja que detestan, hay mujeres encerradas en la casa con sus abusadores, y hay muchas familias a las que se les complica trabajar desde casa con hijxs pequeñxs.

Es importante aceptar la realidad en la que estás y cambiar tu percepción de las relaciones. Haz que salgan a la luz los patriarcados que existen en tu interior, en un sentido espiritual: simplemente cierra los ojos y confía en el proceso. Trabaja en tu autoestima y en cultivar y aceptar tu soledad, registra de dónde viene y después asómate al mundo y (si lo deseas) encuentra un amor que se ajuste a la realidad.


texto: @vivivigliar ilustración: @camiliberrondo

traducción (inglés-español): pato labastié

virginia vigliar
camila berrondo
+ posts